coatza cambio

coatza cambio
Click aqui

Páginas

Ejecutan desalojo de terrenos invadidos a inmobiliaria Arkitektur en Coatzacoalcos


Crispín Garrido Mancilla / Texto y fotos

Coatzacoalcos.- Representantes de la empresa Arkitektur, con apoyo de maquinaria pesada y de la fuerza pública, iniciaron la mañana de este jueves el desalojo de 20 hectáreas que habían sido invadidas y fraccionadas entre la colonia Almendros y el malecón costero. El desalojo fue ordenado por el Juez Primero de Primera Instancia, Guillermo Vargas, como parte de la Causa Penal 431/2014, contra de José Gertrudis Guízar Valladares.


 José Antonio Madrigal, director de Proyectos de Arkitektur, la empresa que compró el predio al Gobierno del Estado, dijo a Coatza Digital que la acción legal se dio como resultado de un juicio iniciado desde el año pasado y culminó en el momento en que el Tribunal Superior de Justicia ordenó la restitución del predio de 20 hectáreas.
Comentó que la empresa, denominada Gestiones Inmobiliarias Arkitektur, S.A. de C.V., compró a Invivienda el predio y cuando estaban trabajando en la topografía con miras a la construcción de un desarrollo inmobiliario apegado a todas las regulaciones, les aparecieron los supuestos dueños y se los impidieron.
Madrigal agregó que al mostrar ellos las escrituras que demostraban que habían adquirido legalmente el terreno, el grupo encabezado por Gertrudis Guízar Valladares inició la invasión, lo que dio pie al juicio que culminó con la decisión de la PGJE.

EL DESALOJO
El TOCA penal  número 1484/2015-A, relativo a la Causa Penal número 431, ordena la restitución con auxilio de la fuerza pública, en cumplimiento a la resolución de fecha 10 de noviembre de 2015.
Los representantes legales de la empresa y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado llegaron desde temprano a los dos asentamientos, ubicados uno en la parte posterior de los fraccionamientos Almendros I y II, y el otro del lado de la avenida Jirafas.
En forma pacífica fueron avisando a los vecinos que se procedería al desalojo, por lo que debían proceder de inmediato a retirar sus cosas y desmantelar sus casas, sin que hasta el momento se tenga conocimiento de que se hubieran registrado enfrentamientos.
Lo que sí hubo fue indignación entre los invasores, quienes confiaron hasta el final en que quienes les vendieron los terrenos lograrían evitar el desalojo y una vez que lo vieron consumado, buscaron por todos los medios lograr una prórroga para desmantelar sus casas o que la empresa les vendiera los terrenos.

José Antonio Madrigal, a quien hicieron el planteamiento, dijo que ambas propuestas eran inviables, puesto que el juicio se realizó para lograr la restitución y a partir de ésta se procederá a reanudar el proyecto inicial, de un desarrollo habitacional con todas las regulaciones.
Una vez perdidas las esperanzas de permanecer en el sitio, los invasores del lado de Los Almendros comenzaron a amontonar sus cosas y a desclavar madera y láminas, para aprovechar la ayuda de trabajadores que fueron llevados con ese propósito, así como las camionetas de alquiler.
Mientras tanto, del lado de la avenida Jirafas, fueron descargadas de la plataforma un tráiler dos enormes retroexcavadoras, que iniciaron de inmediato la demolición de las chozas que estaban desocupadas.

Esa acción bastó para que los vecinos comenzaran a toda prisa a sacar sus pertenencias e iniciar la demolición de sus casas, en su mayoría de lámina y madera. Las máquinas procedieron a demoler incluso grandes casas de mampostería en obra negra, que ya habían sido construidas.
A diferencia de los intentos de desalojo preventivos e incluso cuando los reporteros intentaban recabar información en las áreas invadidas, cuando había una intimidación inmediata, en esta ocasión los líderes no aparecieron por ningún lado.

La franja recuperada por Arkitektur va desde la parte posterior de Los Almendros hasta el malecón, colindante al poniente con la avenida Jirafas y al oriente con otra zona invadida, pero ésta perteneciente al Gobierno del Estado, que lleva adelante su propio juicio.