coatza cambio

coatza cambio
Click aqui

Páginas

Defensa de la vida no es cuestión religiosa ni ingenuidad, es ciencia: Arquidiócesis


Comunicado

Xalapa.- El pasado 26 de enero de 2016, el Movimiento de Ciudadanos en el Estado de Veracruz SI VIDA, a través de sus representantes en una rueda de prensa fijó su postura sobre la Iniciativa a favor de la vida, recientemente votada por el Congreso del Estado. La iniciativa protege la vida humana desde el momento de la concepción hasta su muerte natural.

La iniciativa no se funda en una creencia religiosa o en suposiciones ingenuas, sino en los datos científicos que ofrece la ciencia genética y la embriología, la antropología y la cultura jurídica. La iniciativa es positiva y de ninguna manera criminaliza a la mujer o es en contra del aborto como tendenciosamente se ha estado presentando.
Esta iniciativa es una contribución a la cultura de la vida. No han faltado voces que dijeron que esta iniciativa fue sorpresiva y que se votó al vapor. Esto también es falso ya que existen varios antecedentes que vale la pena considerar y que aquí brevemente recordamos.
Una iniciativa de ley para blindar la vida humana en el Estado de Veracruz fue presentada en el año 2008. El 17 de noviembre de 2009 el congreso local aprobó la ley que beneficiaba la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural; sin embargo esta misma ley fue revocada el 6 de mayo de 2010 al no alcanzar la mayoría calificada. Una truculencia política no permitió dar el
siguiente paso. En 2012 un grupo de ciudadanos respaldados por 12,600 firmas certificadas, solicitaron al Congreso legislar a favor de la vida, pero tampoco hubo respuesta.
Fue el 15 de enero de 2015, cuando el Movimiento de ciudadanos SÍ VIDA, entregó en el Congreso del Estado de Veracruz, la Iniciativa Popular de Ley para proteger la vida humana desde el momento de la concepción hasta su muerte natural. Esa iniciativa fue respaldada con 28,414 firmas debidamente certificadas. Lo cierto es que esa iniciativa ciudadana se congeló en el Congreso y nunca se dictaminó.
Durante el mes de abril y mayo de 2015 fueron muchas voces las que a nivel nacional y estatal se levantaron con el mismo objetivo: Defender la vida desde el momento de la concepción. Tan sólo el 25 de abril marcharon más de 12 mil personas en la ciudad de México, todas con el mismo 
mensaje: Que se respete la vida: sí a la cultura de la vida,no a la cultura de la muerte.
En Xalapa, el 6 de mayo de 2015, se replicó también la marcha por la vida que reunió a más de mil quinientas personas. A partir de estas manifestaciones, el movimiento a favor de la vida se fortaleció por toda la entidad veracruzana. De norte a sur del Estado se retomó la promoción de la iniciativa SI VIDA y se continuó con la colecta de firmas a favor de la vida. El movimiento alcanzó 238 mil firmas.
No debemos olvidar la megamarcha a favor de la Vida, el Matrimonio y la Familia que se llevó a cabo en diferentes ciudades del Estado: Coatzacoalcos, San Andrés Tuxtla, Córdoba, Orizaba, Veracruz, Xalapa, Coatepec, Perote, Altotonga y las Vigas el 25 de julio de 2015. Fue sin duda, una manifestación muy exitosa, una epifanía de la belleza de la familia; una auténtica manifestación cívica, pacífica y festiva; la cultura de la vida tuvo una bellísima expresión. Fue hermoso ver la presencia numerosa de niños, jóvenes y adultos que respondieron a esa convocatoria.
Otra acción que contribuyó sin duda a crear conciencia sobre el respeto de la vida humana ha sido la EXPOVIDA. En esa exposición gráfica se presentan datos científicos sobre el proceso de la vida humana. La Expo vida se llevó al Congreso del Estado y se ha presentado en diferentes espacios educativos y culturales.
Son muchas las personas que han impulsado esta reforma constitucional; nos congratulamos con los diputados y diputadas que han votado esta reforma en esta primera etapa, así como con el ejecutivo que asumió las demandas de miles de veracruzanos que defendemos el valor de la vida. Esperamos que la ratifiquen en el segundo periodo legislativo.
Blindar la vida humana desde que inicia hasta que termina naturalmente, tiene ciertamente sus consecuencias, como el hecho de confrontar a los que prefieren la cultura de la muerte, a los que desprecian la vida humana, a los que ven al no nacido como una amenaza o al enfermo o anciano como una carga insoportable porque afecta sus intereses egoístas. La vida humana es un bien precioso que hay que cuidar y proteger.