coatza cambio

coatza cambio
Click aqui

Páginas

Hermosas y peligrosas, carabelas portuguesas invaden las playas de Coatzacoalcos


Crispín Garrido Mancilla

Coatzacoalcos.- No es por alarmar ni intrigar contra las playas de Coatzacoalcos (de por sí contaminadas por aguas negras y basura que llega de todos los pueblos y ciudades de la región), pero antes de meterse al agua hay que tener en cuenta a una visitante que puede causar desde un gran dolor hasta la muerte, en el caso de personas con ciertas alergias: la carabela portuguesa.


Basta aguzar la vista para detectarlas entre las conchitas y vegetación marina desparramadas en la arena. Con un poco de suerte se pueden alcanzar a ver sus últimos movimientos antes de morir.
Pero el verdadero problema es en el agua, donde es más difícil detectarlas, lo que hace altamente probable tener un doloroso y desagradable encuentro con ellas, que puede arruinar un día de paseo. 
La Physalia physalis, también conocida como fragata portuguesa, agua mala, botella azul o falsa medusa, es una especie monotípica de hidrozoo sifonóforo de la familia Physaliidae. 
De acuerdo con información disponible en internet, no es una medusa común sino un sifonóforo, lo cual significa que no es un solo animal, sino una colonia de diminutos individuos especializados llamado zooides, unidos uno al otro y fisiológicamente integrados en la medida en que son incapaces de una supervivencia independiente.

Su nombre proviene de su parecido con un buque de guerra, un velero armado del siglo XVIII. La colonia vive en la superficie del océano, unida a la vejiga de gas, que flota mientras que el resto está sumergido, a merced de las corrientes y el viento.
La razón por la que existen los tentáculos venenosos en primer lugar es que la colonia es un depredador que retiene y paraliza a su presa. Por lo general se alimenta de pequeños organismos marinos, como peces y plancton.

LAS PICADURAS
Las picaduras de la criatura pueden ser extremadamente dolorosas e incluso potencialmente mortales. El contacto con los tentáculos resulta en un dolor intenso, que por lo general conduce a la formación de ampollas. Las picaduras también pueden causar dolor abdominal, cambios en el pulso, dolor en el pecho, colapso, dolor de cabeza, dolor muscular y espasmos, entumecimiento y debilidad, dolor en los brazos o las piernas, una mancha roja en relieve sobre la piel, secreción nasal y ojos llorosos, dificultad de deglución y sudoración.
Si eres alérgico a cosas como las abejas, entonces también tendrás más probabilidades de sufrir síntomas extremos, y tu vida puede estar en peligro. En esos casos es urgente pedir ayuda.

¿QUÉ HACER EN CASO DE PICADURA?

• Evitar cuidadosamente cualquier otro contacto con los tentáculos y retirar los restos del organismo de la piel. No tocarlos con los dedos o cualquier otra parte del cuerpo para evitar una picadura secundaria.
• Aplicar agua salada a la zona afectada. Cuidado, no utilizar agua dulce, que sólo lo empeorará.
• Seguidamente aplicar agua caliente a la zona afectada de 15 a 20 minutos. El agua a temperatura ambiente no es tan eficaz.
• Si se han visto afectados los ojos, regar con abundante cantidad de agua de la llave a temperatura ambiente durante al menos 15 minutos; esta es una de las zonas más peligrosas para ser picados, por lo que definitivamente hay que ir al médico.

• No usar vinagre. Éste puede ser recomendado para algunas lesiones de medusas, pero la carabela portuguesa no es una medusa y rociar con vinagre aumenta la reacción con las toxinas y empeora los síntomas de las picaduras de los nematocistos de esta especie. Además, se ha confirmado que el vinagre provoca hemorragias.
Las muertes por picaduras de carabelas portuguesas son muy raros y, por lo general, no se requiere la asistencia médica, pero no hace daño pedirla.