coatza cambio

coatza cambio
Click aqui

Páginas

Padre narra cómo intentaron arrebatarle a su hijo, en la colonia Puerto México de Coatza


Crispín Garrido Mancilla

Coatzacoalcos.- Eran poco después de las 12:30 horas, del miércoles 3 de febrero, en la colonia Puerto México de Coatzacoalcos.

El padre de familia, de quien omitiremos su nombre, al igual que el de sus dos menores hijos, caminaba con ellos de la mano de regreso a su casa, en la calle Francisco I. Madero, de la colonia Puerto México, de esta ciudad.
Como era su rutina, había ido a las 12:00 horas por el varoncito, al jardín de niños Puerto México, ubicado en el mismo sector, y de ahí se había dirigido por la niña a la primaria Francisco H. Santos, en Cuauhtémoc, entre José Azueta y Antonio María de Rivera.
Cuando iba a medio camino de regreso a su casa, rumbo a la calle Díaz Mirón con ambos pequeños tomados de la mano, fue interceptado por un sujeto --recuerda el asustado papá-- de unos 22 años de edad y 1:70 de estatura aproximadamente, quien le dijo "que venía por el morro".
Al momento no se percató de que el sujeto no venía solo, ya que otro, visiblemente más joven, grababa la escena con el celular, de lo cual se dio cuenta después.
Para demostrar que la cosa iba en serio, el individuo se descubrió el cinto y le mostró un arma de fuego y le dijo que le entregara al "morro", aunque aclara que no tenía pinta de ser de alguna otra región del país, donde a los niños se les llama así.
"Era de aquí. Su acento no era de gente de otro lado, pero decía así: 'morro'", comentó a Coatza Digital.
La primera reacción del padre de familia fue ofrecerle lo que traía de valor: reloj, celular, una cadena. Pero el tipo insistió en que lo que quería era al "morro".
Todo fue en un instante, cuando la niña vio que el sujeto traía pistola, comenzó a dar de gritos, asustada, diciendo que iban a matar a su papá, con lo que logró llamar la atención de la gente que estaba cerca, incluso otros padres de familia que iban con sus hijos.
El papá aprovechó el desconcierto para meter rápidamente a sus hijos a una refaccionaria ubicada frente a donde ellos estaban, al tiempo que los dos sujetos salieron corriendo rumbo a la avenida Quevedo.
Una vez asegurados sus hijos, salió también él corriendo para tratar de ver en qué vehículo se iban, pero ya no los volvió a ver.
"Un hombre que estaba en la esquina me dijo que ya no los siguiera, que a él le había puesto la pistola".
Alguien más le dijo que se habían ido en un taxi, pero a él no le consta.
Aunque el caso se mantuvo en sigilo y extraoficialmente se dijo que se había tratado de un intento de "levantón", debido a que hay psicosis en las escuelas por los rumores de supuestos intentos de robos de niños, el hecho es que se activó el mecanismo de respuesta inmediata del Mando Único y personal de las policías Estatal y Naval y la Fuerza Civil hicieron presencia en el área, sin ubicar a los sospechosos.
La primera duda en torno al caso era si pudiera haber algún pleito por la custodia del niño. El propio padre de familia y otros testigos corroboran que es un vecino conocido desde hace años en la colonia y los dos menores son producto de su matrimonio.
"La Fiscalía me preguntó lo mismo y llevé las actas de nacimiento de los dos, para demostrar que son hijos míos y de mi esposa", dijo él mismo a Coatza Digital.
Otra de las distorsiones de la información era la versión de que había sido herido con arma blanca, lo cual él mismo descartó, al señalar que jamás hubo en el incidente un arma blanca, sino la pistola que le mostró el agresor, por fortuna sin llegar a usarla en contra de su persona, por lo que resultó ileso físicamente.
Lo que sí sufrió fue un fuerte impacto psicológico que hará que, por lo menos este jueves, no lleve a sus hijos a la escuela, para continuar con las diligencias ante la autoridad y para decidir qué hacer en el futuro inmediato.

PSICOSIS
La razón de Coatza Digital para buscar a las víctimas y conocer de su propia voz su versión de lo sucedido, es que hay una oleada de rumores entre los padres de familia en torno a intentos de "robar" niños, que provocó que este mismo miércoles vecinos de Villa Allende intentaran ser recibidos por quienes estaban en una reunión sobre el tema de la seguridad, en la Administración Portuaria Integral, para reportar un supuesto caso de toma de fotos a los niños de un kínder de esa localidad.
Fuentes formales de información del Mando Único señalaron que un reporte similar fue investigado en una escuela de Minatitlán, pero ambos casos fueron reportados por los elementos como "negativos".
Coatza Digital no ha seguido ni difundido rumores e incluso ha hecho un esfuerzo por revertirlos, como los casos del supuesto "tráfico de órganos", por eso en esta ocasión, luego de conocer la historia inicial de este hecho, de parte de padres de familia de esa escuela, se consultó a las fuentes autorizadas y se buscó al padre de familia en su domicilio.
Y es él quien señala que los sujetos, concretamente el que lo abordó, iban por el niño, porque no le aceptaron los objetos de valor que les ofreció. ¿Con qué intenciones? Eso el padre de familia no lo sabe. Como tampoco sabe qué va a hacer a partir de ahora.
No estamos afirmando que se trate de "robachicos" y dejamos en claro que del lugar huyeron a pie, lo que los ubicaría como delincuentes de poca monta. Pero, confirmado con varias fuentes, incluyendo al padre de familia, así fue como sucedieron las cosas.