coatza cambio

coatza cambio
Click aqui

Páginas

Bloquean la zona sur por asesinato de niño; madre de la víctima pide no politizar el crimen



Crispín Garrido Mancilla

(Con información e imágenes de Alejandra González y los corresponsales)

Coatzacoalcos.- Ilse Coronado Vargas, madre del menor José Ricardo Mayo Vargas, de 7 años de edad, asesinado la noche del domingo en la localidad de Chinameca por un sujeto identificado como Rafael Carmona Lara, pidió no politizar el crimen aunque reiteró su exigencia de que se haga justicia, al cumplirse el segundo día de bloqueos en carreteras de la zona.


Interrogada en esta ciudad, a donde fue traído el cuerpo del pequeño para su cremación, sobre la presencia de activistas plenamente identificados en la región y la quema de vehículos frente al palacio municipal, la madre del menor señaló que: "Yo no sé si son tintes políticos. Yo no sabía de estos movimientos, más que ese día que fui a agradecer a la gente que estaba en el plantón porque me dijeron que estaban pidiendo justicia y supuestamente habían cerrado carreteras por pedir justicia".


Fue enfática al señalar que: "Yo fui a agradecerles el apoyo. No me interesa si había políticos. No sé de política ni nada de eso ni soy de partidos. Fui a agradecerle a la gente por la (demanda de) justicia, porque a veces los casos se archivan, se cierran, y yo por eso voy a ir hasta las últimas consecuencias, pero con paz".
Agregó que: "Mi hijo es un angelito. No se merecía morir como murió. Cómo voy a incitar a más violencia, cuando lastimamos a inocentes. Marchas sí, pacíficas, pero ya personas políticas, colgándose de esto, agarrándose de esto, de mi dolor, de mi esposo, de mi hija, y sobre todo de mi hijo, yo creo que eso ya no se vale.
"Yo sí les agradezco el apoyo que me den pidiendo justicia, pero ya es reprobable estos actos. Yo siempre he dicho, protestas, hay que protestar, pero ya romper, quemar, eso ya no, porque violencia genera más violencia y vamos a seguir con violencia y lo que queremos es paz, tranquilidad, es lo que más queremos".





Y recalcó: "Mi familia nunca pidió quemar, mi familia no 
estábamos enterados ni buscamos: 'pueblo levántense'. Fue el pueblo solito, porque no tenía yo ni cabeza para eso, porque cuando tienes tu dolor grande y lo sigues teniendo para decir oigan hagan esto. Yo no soy líder, no soy nada, soy una madre con su dolor. Una madre que pierde a un hijo, (una madre) que con denuncias ciudadanas iba a estar todos los días hasta que se me hiciera justicia".
Dijo que ha tenido comunicación con autoridades del Gobierno del Estado y con el presidente municipal, Víctor Salomón Carmona, pariente del presunto homicida, a quienes les ha reiterado su exigencia de justicia y su postura de no ser quien está detrás de las protestas.

OPORTUNISMO POLÍTICO
Las protestas iniciaron el lunes, con el bloqueo de la Carretera Costera del Golfo, a la altura de la desviación a Oteapan, municipio colindante con Chinameca, donde se cometió el crimen, y el miércoles se extendió a la autopista, entre Cosoleacaque y Sayula, cerrando todo paso de vehículos entre el centro y el sureste por esta región.
Paralelamente, se bloqueó la carretera antigua Coatzacoalcos-Minatitlán, a la altura del poblado El Jobo, que conecta a la zona serrana, y otros grupos quemaron dos unidades frente al Palacio Municipal: una carro podador y una camioneta Durango color rojo, como amago de que quemarían el inmueble. Bloquearon las entradas de Chinameca y la entrada a la casa del alcalde.
Entre los líderes del movimiento figuran personajes políticos muy conocidos: Román García Martínez, ex alcalde y ex tesorero de Cosoleacaque, que encabezó el bloqueo anterior en la desviación de Oteapan y la autopista; Jesús Fernández Céspedes, ex priista y ex delegado de Tránsito del Estado en Jáltipan, hoy militante del Partido del Trabajo, así como Salvador Guillén Torres.
En el bloqueo de El Jobo estuvieron Lucero González Valencia, de Pajapan; Rodrigo Luría, de Oteapan, que fue quien recientemente organizó bloqueos carreteros para lograr la destitución del director de la Escuela Secundaria Técnica de Oteapan, y Jihan Hernández Alor, activista de Cosoleacaque. 
Hasta esta noche continuaban los bloqueos carreteros, y la comunicación entre Coatzacoalcos y Minatitlán solo era posible por la autopista directa, con el riesgo de que fuera cerrada por el incendio del basurero de Las Matas, que se avivó por el intenso calor, lo que hizo que algunas instituciones de educación superior, entre ellas el Instituto Tecnológico Superior de Coatzacoalcos (Itesco) adelantaran la salida de sus alumnos del turno nocturno.