coatza cambio

coatza cambio
Click aqui

Páginas

Dan el último adiós a ocho víctimas de la explosión de Clorados III en Coatzacoalcos


José Olan Márquez

Coatzacoalcos.- Hace poco más de 48 horas muchas familias esperaban el regreso de quienes proveían de sustento económico sus hogares, la noticia de la explosión de Clorados lll, en Mexicana de Vinilo, los dejó con incertidumbre y durante las siguientes 24 horas los recorridos por distintos hospitales fue la actividad primordial.

Este viernes por la tarde se llevaron a cabo los primeros cortejos fúnebres de las ocho víctimas ya entregadas a sus familiares, según las autoridades, la cifra oficial de decesos al momento es de 27, de ellos 19 aún permanecen en la morgue.

En Villa Allende, alrededor de las 16:00 horas fue sepultado el cadáver de Brayan Xavier Jaso Pulido, momentos antes se le ofició una misa en una capilla de la colonia donde vivió su infancia, adolescencia, juventud y los inicios de su vida como padre de familia; Rabón Grande.

Antes de su muerte, Jaso Pulido, quien contaba con 24 años de edad, se había mostrado contento, pues acababa de conseguir un contrato para laborar como “andamiero” dentro del complejo siniestrado. Con ese empleo conseguiría el capital necesario para los gastos que se avecinaban en su joven familia, pues su esposa está próxima a dar a luz.

Mientras el féretro que ahora alberga en una bóveda el cuerpo de Brayan Xavier, era llevado de Rabón Grande al panteón de Villa Allende, en el centro de dicha localidad varias personas, dentro de las que se encontraban familiares de otros trabajadores que permanecen en calidad de desconocidos, efectuaban una marcha pacífica para pedir a las autoridades la pronta localización de sus consanguíneos y de ser el caso, la entrega de sus cadáveres para darles sepultura.

A pocas cuadras de donde se desarrollaba la marcha, familiares del desaparecido Miguel Ángel Garduza Ávalos, permanecían a expectativa de informes sobre esta persona que laboraba como obrero.

Según relató su madre, fueron informados que dentro de los 24 cuerpos que aún existían en la morgue se encontraba uno con características similares a Garduza Ávalos, cuya esposa ingresó para certificar que no se trataba de su cónyuge.

Atravesando la zona de complejos, varias personas se habían dado cita en el panteón de la congregación de Mundo Nuevo para cavar cuatro fosas, donde horas más tarde serían enterradas cuatro víctimas más, entre ellas los hermanos Óscar y Abigail Sánchez de la Cruz, un joven obrero y “andamiero” de nombre Gabriel Martínez Samudio, conocido con el apodo de “Mirinda”.

Por otra parte, en la ciudad de Coatzacoalcos el bombero Fredy Sánchez Lara y el ayudante de soldador Silvestre Morales Alejandro, de 23 años, serían cremados en la funeraria Casa Maram.

La noche del jueves la cifra oficial de fallecidos era de 24, hoy por la tarde subió a 27, pues tres personas que permanecían convalecientes en los hospitales no lograron sobrevivir.