coatza cambio

coatza cambio
Click aqui

Páginas

Necesaria unidad de quemados en Coatzacoalcos: Xóchitl Mortera

Alan Garrido/Texto y fotos

Coatzacoalcos.- Tras la explosión de la planta Clorados III, que dejó hasta el momento 32 muertos e innumerables personas con lesiones y quemaduras de tercer grado, la presidenta de la Fundación Te Queremos Ayudar, Xóchitl Mortera Hernández, recalcó la necesidad de tener una Unidad de Quemados en la ciudad de Coatzacoalcos.


Destacó que este evento desafortunado solo dejó ver la necesidad de  contar con esta Unidad especializada para atender casos de pacientes que requieren una rápida atención por quemaduras, un necesidad urgente que ya se ha hablado y gestionado con el Gobierno Estatal desde hace diez años, pero no se ha logrado nada en concreto.

“Vamos a seguir insistiendo, pero ahora vamos a canalizar la solicitud a la Presidencia de la República y hacia el director general del Pemex, José Antonio González Anaya, ya hice los oficios correspondientes y ya se fueron hacia sus oficinas”, expresó.

Mortera Hernández dijo que de existir en Coatzacoalcos la Unidad de Quemados, porque en este lugar que es zona industrial, debe estar para estar preparada  ante cualquier contingencia, como la registrada el pasado 20 de abril, además de que en la zona sur, de manera constante se reportan personas que sufren quemaduras, por lo que la unidad estaría funcionando de manera permanente.

Resaltó que este proyecto tenía un costo de diez millones de pesos, que no es una cantidad elevada para el gobierno estatal, pero lo que podría ser costoso es su mantenimiento, razón por la cual se pediría ayuda al gobierno federal.

En el siniestro, hizo hincapié en que la fundación inició su labor de ayuda, no solo para las personas que padecieron quemaduras graves, sino para localizar a personas que se encontraban desaparecidas y que pudieron haber estado en alguno de los hospitales.

Así también, reconoció la labor que hizo el Instituto Mexicano del Seguro Social en el momento del siniestro, quien se organizó de manera eficiente para redireccionar a los heridos hacia otros hospitales para una mejor atención, evitando con ello que más personas fallecieran en el hospital.