coatza cambio

coatza cambio
Click aqui

Páginas

Fiebre de compras de regalos para las madres



Alan Garrido 

Coatzacoalcos.- Restaurantes, pastelerías, dulcerías, negocios de regalos y principalmente en las florerías ubicadas en el centro de la ciudad, fueron abarrotados por ciudadanos que buscaban el regalo ideal para este Día de las Madres.


El centro de la ciudad lució lleno, con restaurantes adornados para esta celebración se encontraban llenos, así como innumerables personas que iban con algún regalo o flores para dárselos a las jefas de los hogares.
En las florerías fue donde más personas acudieron a buscar el ramo o la flor ideal para sus mamis, y se lograba apreciar desde jóvenes con uniformes escolares que buscaban alguna flor hasta personas mayores que llevaban enormes arreglos.


A pesar de que la afluencia de personas era evidente en la calle hidalgo, donde se encuentran gran cantidad de florerías, los vendedores hicieron hincapié en que no llegó la cantidad de personas que se tenía contemplada.
Al respecto, el comerciante Jonathan Benjamín Pérez, reconoció que la disminución de la venta de flores se pudo haber generado por la situación económica que está atravesando el país y por la inseguridad de la ciudad.
Expresó que los comerciantes de las florerías no cierran desde el día 9 de mayo para las personas  que acuden en la madrugada por sus flores, pero en esta ocasión fueron escasos los que acudieran a esa hora por algún arreglo, la mejor venta se llevó a cabo a partir del mediodía, donde las personas salían de sus trabajos y pasaban por sus arreglos.


 Destacó que como comerciante se tuvieron que tomar medidas para poder seguir vendiendo, como estar alentando a las personas a compren en su negocio y reducir sus precios de manera importante, habiendo ramos que se vendían en 100 pesos cuando normalmente cuestan 130 0 120 pesos.
Aunque a las florerías no les fue muy bien económicamente con respecto a otros años, restaurantes tenían una ocupación del cien por ciento y las pastelerías tenían larga fila de personas que esperaban para llevar un pastel a sus mamás en su día.