coatza cambio

coatza cambio
Click aqui

Páginas

Marchará por la Vida la feligresía católica en Xalapa el 12 de mayo


* Ese día la Legislatura del Estado votará por segunda vez la iniciativa que garantiza ese derecho  

Comunicado de la Arquidiócesis de Xalapa, suscrito por el presbítero José Manuel Suazo Reyes, director de la oficina Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa:

Xalapa.- El próximo 12 de mayo de 2016, las Coaliciones del Estado de Veracruz a favor de la Vida, llevaremos a cabo LA MARCHA POR LA VIDA en esta ciudad capital.
Miles de Veracruzanos procedentes de todo el Estado de Veracruz caminaremos desde la Avenida Xalapa, pasando por Av. Américas, para arribar al Congreso del Estado, darle un abrazo simbólico y pedir a los diputados que escuchen estas voces que solicitan que en Veracruz, la Ley proteja la vida humana desde la concepción hasta su desenlace natural.
Se trata de una manifestación pacífica, ciudadana, y estatal que reúne asociaciones civiles y religiosas, empresarios, comerciantes, amas de casa, docentes y estudiantes, personas de todas las edades y estratos sociales; líderes de diferentes denominaciones religiosas y feligreses de distintos credos; todos caminando por un objetivo común: DEFENDER LA VIDA porque la vida nos une a todos. Son más de 250 mil ciudadanos que esperan que la Iniciativa a favor de la vida votada a principios del año en el Congreso local que a la letra dice: "EL ESTADO DEBERÁ GARANTIZAR EL DERECHO A LA VIDA DEL SER HUMANO, DESDE EL MOMENTO DE LA CONCEPCIÓN HASTA LA MUERTE NATURAL, COMO VALOR PRIMORDIAL QUE SUSTENTA EL EJERCICIO DE LOS DEMÁS DERECHOS; SALVO LAS EXCEPCIONES PREVISTAS EN EL ORDENAMIENTO JURÍDICO VIGENTE” sea votada por segunda vez este 12 de mayo de 2016 y sea ratifica para que en Veracruz se blinde la vida humana. Todos estos miles de ciudadanos, representados por quienes marcharemos, esperan una decisión valiente de los diputados que votaron a favor de la vida; se espera su congruencia y que mantengan su elección por la cultura de la vida. En el caso de quienes aspiran a gobernar nuestro Estado, esperamos además su definición clara y su postura firme para saber si están a favor o en contra de la vida. A los ciudadanos que amamos la vida nos ayudará para discernir nuestro voto.
Además es importante agregar que no basta declarar verbalmente que se está a favor de la vida, si en sus estrategias electorales no hacen ninguna modificación o se deslindan de quienes abiertamente promueven grupos en contra de la vida, o que abiertamente se han ocupado de desacreditar la iniciativa que está por votarse repitiendo falazmente que criminaliza a las mujeres o que es en contra del aborto; Que nadie se deje engañar; Una declaración verbal así no garantiza nada, es querer lavarse las manos para seguir protegiendo la propia imagen. Una falacia de esta naturaleza ofende la razón de los ciudadanos y es tan grave como las mentiras que se difunden repetidamente para obtener votos. ¡Basta ya de simulación! Con el voto a favor de la vida, los diputados encenderán una luz de esperanza en este Estado de Veracruz azotado por la violencia. Los diputados tienen la oportunidad de hacer creíble su labor si eligen la vida en lugar de la muerte. No deseamos que el mismo Estado contribuya para que con la ley en la mano, sus hijos se destruyan. No más sangre derramada, ni feminicidios, ni infanticidios; ya no más violencia ni muerte, necesitamos un Estado que ame y respete la vida de sus hijos. Los diputados tienen entre manos esta gran responsabilidad. ¡Con la cultura de la vida, ganamos todos!
Como dijimos en nuestro comunicado anterior “decir sí a la vida significa reconocer que la vida humana es uno de los valores fundamentales que tiene una persona; la vida es un bien precioso que debe cuidarse, protegerse y alimentarse. Decir sí a la vida significa decir sí a mejores condiciones de salud, mejor educación, significa cuidar la integridad de sus habitantes; eliminar la violencia y promover la cultura de la vida para que cualquier persona pueda desarrollarse íntegramente en todas las etapas de su vida, desde la niñez hasta la ancianidad”.