coatza cambio

coatza cambio
Click aqui

Páginas

Constructores desaprueban uso del 3% a la nómina para deuda


Alan Garrido

Coatzacoalcos.- La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) manifestó su desacuerdo para comprometer el impuesto del 3 por ciento a la nómina para el pago de la deuda que ha adquirido la administración actual de Javier Duarte de Ochoa, y de llevarse a cabo esta modificación, buscarán el amparo para evadir su pago.


En rueda de prensa y con varios de sus agremiados, el presidente de esta Cámara delegación sur, Jaime Morales Silva, recalcó que la industria de la construcción no permitirá que les incauten por más de una década los recursos que se han destinado para generar infraestructura.
Indicó que si el gobierno estatal sigue ignorándolos y que la modificación del uso de este impuesto se aprueba, se buscará el amparo para no cubrir este impuesto, y que las obras locales no sean construidas por empresas foráneas, ya que de seguir así se tomarán otras medidas para proteger el sector.
“Hemos sido los testigos callados de incrementos de impuestos, de la generación de otros, pero no estamos de acuerdo que no se utilicen para lo que nacieron, para crear seguridad, educación, salud e infraestructura, no para desvíos”, expresó.
Recalcó que el adeudo del Gobierno Estatal en la delegación sur es de aproximadamente 200 millones de pesos, mientras que a nivel estatal se acerca a los mil millones de pesos.
Aclaró de manera mensual se han recaudado con el impuesto del 3 por ciento sobre la nómina cerca de 300 millones, por lo que en 4 meses podrían haber saldado la deuda estatal con los constructores, pero no se ha hecho liquidado nada.
“Hacemos un llamado a la cordura, hemos vivido mucho tiempo con inseguridad, hemos tenido poco trabajo para nuestros afiliados, el poco trabajo efectuado es mal pagado o no pagado, cuántos años tenemos que contemplar como otros estados de la republica tienen un crecimiento envidiable con menos de lo que tiene Veracruz”, expresó.
Recalcó que la deuda del estado, a cargo de Javier duarte de Ochoa, no es responsabilidad de la sociedad y menos del sector constructor, lo que se exhorta a que el impuesto creado para generar obra y con ello empleos, sea utilizado para esos fines y no como un fideicomiso para generar pobreza.