coatza cambio

coatza cambio
Click aqui

Páginas

Identifican a ejecutados de la Vistalmar, eran víctimas de secuestro


Roberto Cristian Luis Guillén

José Luis Sánchez Solís

Redacción 

Coatzacoalcos.- Ya se conocen las identidades de los dos cadáveres hallados durante la tarde del lunes dentro de la vivienda número 701 de la calle Bernardo Simonín, casi esquina con Heriberto Jara de la colonia Vistalmar; los hoy fallecidos fueron víctimas de secuestro, uno en esta ciudad de Coatzacoalcos y otro en el municipio de Nanchital.

Los restos fueron entregados a sus familiares horas después del hallazgo, se confirmó que una de las víctimas es Roberto Cristian Luis Guillén, quien laboraba en el Complejo Petroquímico Morelos y tenía su domicilio en la ciudad de Nanchital.
Esta persona fue secuestrada el día 11 de julio y horas después de su rapto, los responsables establecieron comunicación con su familia para pedir un rescate, mismo que fue pagado, sin embargo los delincuentes no volvieron a comunicarse con la familia de la víctima.
El otro cadáver pertenece a José Luis Sánchez Solís, originario del municipio de Agua Dulce y vivía junto a su hermana en Coatzacoalcos, este joven tenía un negocio de su propiedad denominado “Natura”, ubicado en el acceso a la colonia Fovissste, donde vendía ropa juvenil. Al igual que Luís Guillén, llevaba varios días desaparecido.
Ambos cadáveres ya fueron identificados y reclamados por sus familiares para que se les dé sepultura, en torno al hecho las autoridades investigan el móvil de secuestro.
Según información proporcionada de forma no oficial por las autoridades, los ahora fallecidos presentaban un alto grado de descomposición, uno vestía uniforme de Pemex y el otro un pantalón de mezclilla color azul con una playera de color crema. Los dos tenían las manos, los pies y la boca sujetos con cinta industrial de color gris y mostraban el conocido “tiro de gracia”.
El hallazgo fue posible gracias al reporte de ciudadanos cuyas viviendas colindan con la escena del crimen, de donde surgían fétidos olores. Según dieron a conocer, el lugar llevaba sin ser habitado cerca de seis meses.