coatza cambio

coatza cambio
Click aqui

Páginas

Pide JCR cordura en conflicto Tatahuicapan-Gobierno Estatal


Alan Garrido

Coatzacoalcos.- Tras la amenaza por parte de los 23 pueblos de Tatahuicapan y la zona serrana de destruir el ducto que abastece de agua a Coatzacoalcos, Minatitlán y Cosoleacaque, por un conflicto con el Gobierno del Estado, el alcalde Joaquín Caballero Rosiñol pidió cordura y mesura para resolver esa situación, que de no lograrse afectaría a miles de familias totalmente ajenas al problema.

En rueda de prensa, Caballero Rosiñol dijo que la situación que se está generando en Tatahuicapan es ajena a los convenios que se tienen con Coatzacoalcos, se trata de un problema con el gobierno estatal por el compromiso de algunas obras que no se han cumplido, pero que de no resolverse afectará a todos los ciudadanos que se abastecen con agua de la presa Yuribia.
“Participamos en un convenio, en conjunto con el Gobierno del Estado con el ejido de Tatahuicapan, que es el que tiene dentro de sus terrenos la presa del Yuribia, que dentro de su postulado involucra ciertos recursos de manera mensual se ha venido cumpliendo, puntualmente”, recalco.
Destacó que no es un secreto que el Ayuntamiento aporta un millón de pesos de manera mensual al municipio de Tatahuicapan, y que hasta la fecha se ha mantenido ese recurso sin falta, por lo pidió cordura para resolver esta situación y no afectar los ciudadanos que nada tienen que ver.
“El llamado al gobierno del estado y al Ayuntamiento de Tatahuicapan es a que se retome el diálogo, y que las medidas que se puedan señalar para instrumentar una medida de apremio al Estado, no involucren a un pueblo que es totalmente ajeno este conflicto”, expresó.
Exhortó al acalde de la Tatahuicapan, Filogonio Hernández Bautista, entre en cordura y las amenazas que se han hecho en torno al cierre de la presa Yuribia no se lleven a cabo, miles de familias dependen de este recurso y no pueden presentarse estas circunstancias cada que tienen un problema en la sierra.
Indicó que de llevarse a cabo la destrucción del ducto que provee agua a la ciudad por parte de los 23 pueblos, se activarán todos los pozos para mediar el desabasto de agua potable, así como todas las medidas necesarias para que los ciudadanos tengan en la medida de lo posible este suministro.