coatza cambio

coatza cambio
Click aqui

Páginas

Tardanza en obra pública terminó en deslave dicen colonos



Alan Garrido

Coatzacoalcos.- El deslave que se originó en la colonia 20 de noviembre, entre Simonín y prolongación de Zaragoza, según vecinos, se debió a una obra que se encontraba en construcción, en la cual quitaron unos escombros que se habían arrojado ahí para evitar que se deslavara el cumulo de arena, y al no haber, con las lluvias nocturnas ocurrió este fenómeno.


Uno de los vecinos afectados, el cual vive en una casa que quedó a escasos centímetros del deslave, Héctor Hernández, señaló que en esa misma calle, la cual desapareció casi en su totalidad, ya había tenido 3 deslaves anteriores, pero no tan intensos, y aunque habían rellenado, se volvió a presentar la misma situación.
Relató que en un deslave pasado, el sitio fue rellenado con escombro y eso protegía a las casas y la calle de un deslace, pero con la obra de la rehabilitación de la calle, lo removieron todo, y al no terminar la obra de manera inmediata, les ganó el agua y ahí están las consecuencias.

“Este es el deslave más grande, lo que le habían echado se lo volvió a llevar el agua y la tierra que ponga se la volverá a llevar”, explicó.
Recalcó que si los encargados de la obra no hubieran mandado a quitar la obra esto no hubiera pasado, pero al escarbar y no poner un muro de contención, la arena se fue sin que nada la detuviera, la obra hubiera empezado desde la parte de abajo y no de arriba.

“Nosotros se lo dijimos que este terreno era muy falso, pero nos dijeron que no iba a pasar nada, que todo estaba bajo control, los muros no tienen ni varillas, es para que hubieran empezado de abajo, para que estuvieran con la armazón del muro, no de arriba”, señaló.

Recalcó que los elementos que están trabajando en el llenado del deslave, están poniendo costales para contención, una medida que ya se ha hecho y no ha funcionado.


Así mismo comentó que saben que están en una zona de alto riesgo, pero nunca se les ha hecho una invitación para desocupar esa área y ser reubicadas en otro sitio.
En el deslave, al menos unas ocho viviendas estuvieron al borde de ser arrastradas con la arena, 2 vehículos quedaron sepultados, una auto compacto y una camioneta, y una tramo de la obra en construcción desapareció en los escombros.