coatza cambio

coatza cambio
Click aqui

Páginas

La inseguridad debería darle verguenza a los funcionarios: Yunes Zorrilla


Alan Garrido
 Foto: Agencias

Coatzacoalcos.- Ante la ola delictiva que no se ha detenido en la zona sur del estado, el senador de la República, José Yunes Zorrilla, destacó que se está viviendo una situación de emergencia, por lo que se volverá a externar la necesidad de la presencia del Gobierno Federal en coordinación con los órdenes inferiores de gobierno, para que estos puedan generar un esquema de emergencia, atacando tanto la situación económica como la de inseguridad.
En el marco de la celebración del 80 aniversario de la CTM, el senador resaltó que la situación preocupa a la sociedad y debería de avergonzar a los servidores públicos, que no están logrando frenar esta situación.
“Esta es la imagen que me llevo, para que desde el senado de la república volvamos a hacer el llamado al Gobierno Federal, que generen coordinación con los demás niveles de gobierno para que esto pueda encontrar un esquema de emergencia, que permita destensar primero en lo económico y también resolver una de las funciones y objetivos inherentes de cualquier gobierno, que es salvaguardar las personas y su patrimonio”, comentó.
Reconoció que el tema de la seguridad pública y la desaceleración económica no se debe partidizar ni estar sujeto a caprichos electorales, lo que se tenga que hacer para traer paz a Coatzacoalcos y beneficios a la ciudadanía, se va a hacer.
Expresó que se tiene que aplicar la ley en donde ha incurrido en delitos, ya sea por efectos del crimen organizado, o bien, por hacer uso indebido de los recursos públicos, donde haya ocurrido corrupción sin distingo de posición política.
En el cuestionamiento sobre la herencia de que se le otorgó a Javier Duarte de Ochoa, Yunes Zorrilla, expresó que los corruptos merecen estar en la cárcel, que se mande una señal para que los que estén en el juego político, tengan la claridad de cuál es su destino si malversa la confianza ciudadana, no puede haber otro destino que no sea la cárcel, a través de la ley.