coatza cambio

coatza cambio
Click aqui

Páginas

Aún con graves padecimientos, migrantes llegan a Coatzacoalcos en busca del sueño americano


Alan Garrido 

Coatzacoalcos.- Pese a los problemas que genera tener una enfermedad crónica, tanto por los cuidados como por el tratamiento, cada vez son más los migrantes con estas enfermedades que se arriesgan a hacer esta travesía arriesgando su integridad física, se han contabilizado al menos 30 en la última semana.

El encargo de la casa del migrante, Guillermo Garduza, reconoció que de cada 100 migrantes que pasan por la ciudad, al menos 30 traen alguna enfermedad o heridas en el cuerpo, de estos unos 3 tienen una enfermedad crónica o degenerativa, que podría en cualquier momento ponerlos en peligro por alguna complicación.
“Hay migrantes que no nada más vienen enfermos de los pies o del sol, hay migrantes que tienen ataques epilépticos, aquí en la casa hay uno, hay más que vienen con problemas del corazón, otros que no ven bien, muchas enfermedades, desgraciadamente dicen que si se quedan en su país no podrán hacer nada”, explicó.
Reconoció que al menos unos 30 casos de migrantes con padecimientos crónicos y degenerativos son atendidos por el hospital regional Valentín Gómez Farías, en donde se les brinda la atención para evitar que tengan una complicación y se les da medicamento.
Tal es el caso de Johnny Javier Ulloa, procedente de Honduras, quien padece de ataques epilépticos y en su viaje hacia la frontera se enfrentó en varias ocasiones con éstos arriba del tren, y de no haber sido por las personas con las que venía, hubiera muerto al caer.
“Me ha dado desde los 13 años y ya voy a tener 21, tengo medicamentos pero solo para controlarlo, no debo desvelarme, pasar hambre ni preocuparme, ni enojarme, pero en Honduras está tremendo, tanto por la delincuencia como el empleo”, explicó.
Sin embargo, recalcó que no busca un camino que lo devuelva hacia su país, seguirá al igual que muchos otros hasta llegar a la frontera y buscará la manera de pasar a los Estados Unidos, arriesgando la vida en poder llegar o no a su destino.