coatza cambio

coatza cambio
Click aqui

Páginas

Después de la emergencia, afectados esperan no perder lo que queda de su patrimonio


Alan Garrido

Coatzacoalcos.- “Impactante” fue la palabra que utilizó la señora Margarita Arguelles Ramos para describir la explosión e incendio de la bodega de polietileno que colinda con su domicilio en la colonia Héroes de Nacozari, el cual sufrió serios daños en su infraestructura producto de las llamaradas intensas.


Mientras se encontraba realizando cortes de cabello en su domicilio, ocurrió este accidente aun sin tener los fundamentos necesarios para determinar qué lo provocó, todo esto mientras su hijo menor se encontraba fuera de su casa jugando, siendo protegido únicamente por la barda de la bodega, por lo que segundos después de escuchar la explosión, buscaron la manera de salir de su domicilio, que estaba siendo amenazado por la llamas.
Arguelles Ramos reprochó al cuerpo de bomberos que no hayan podido combatir el fuego a tiempo, según ello porque no llevaban suficiente agua para tal siniestro, pero lo cierto fue que bastaron los minutos de la llamada de emergencia y la llegada al sitio fueron los necesarios para que el incendio fuera incontrolable, por lo que como primera medida se desalojó a todas las familias cercanas.
“Yo estaba cortando cabello y mi niño estaba jugando aquí afuera, cuando fue la explosión, pensé que se me iba a caer la barda, salimos corriendo, no alcanzamos a sacar nada y enseguida empezó a quemarse adentro y como es plástico todo eso que había rápido agarró lumbre todo”, explicó.
Expresó que sus ventanales con apenas ocho días de haber sido colocados se rompieron, recién le habían hecho remodelaciones a su vivienda cuando ocurre este accidente, que aunque afortunadamente el interior se mantuvo a salvo, todo lo que estaba afuera se acabó, el material está frágil y corre el riesgo de que se caiga.
Esta fue una de las viviendas afectadas solo por fuera, a diferencia del domicilio de Don Fidencio Zapata May, quien al escuchar la explosión lo único que hizo fue sacar sus documentos importantes y salir de su casa, que junto con la de su tía, que es básicamente la misma casa, se consumió en las llamas.

La radiación logró incendiar algo en el interior de la vivienda y todo se quemó, solo quedaron los alambres de las camas, de ambos cuartos, una galera que se encontraba afuera, que era de base de madera prácticamente se vino abajo, solo quedaron los restos de láminas en el suelo.

Sí bien tienen la promesa por parte del municipio de que los apoyará para rehabilitar sus viviendas, los habitantes esperan que sea lo más pronto posible, para que vuelva la tranquilidad a esa colonia, en la que por un momento hubo una preocupación generalizada ante la dificultad de la situación que orilló a que muchos sacaran sus cosas de valor y se alejaran del sitio.