coatza cambio

coatza cambio
Click aqui

Páginas

Lucran pseudodiscapacitados con apoyos económicos


Alan Garrido 

Coatzacoalcos.- Las administraciones municipales pasadas han sido las culpables de haber generado una mendicidad de personas con “discapacidades” en las distintas dependencias, dándoles recursos sin siquiera saber en qué los utilizan, por lo que esta actividad se les ha convertido en un modus vivendi.

La regidora con la comisión de personas con discapacidad, reconoció que al menos 4 personas con diferente discapacidad acuden de manera continua a pedir “apoyo” económico para subsistir, pero en su mayoría son persona que no tienen una discapacidad permanente, sino que se aprovechan de esta situación, hay quienes incluso se vendan, y siguen pidiendo que se les dé dinero.
Señaló que las administraciones pasadas habían por decirlo de un modo "malcriado" a las personas con supuestas discapacidades físicas, porque aseguran que los tenían dentro de la nómina municipal, sin que hicieran alguna tarea productiva para hacer valer ese recurso que se les estaba entregando, y como ahora no se está haciendo eso, han amenazado con difundir que no se les está apoyando.
Recalcó que en algunos casos, 3 de cada 4 para ser exactos, las personas que piden dinero no son personas con discapacidades como tal, sino que se valen de algún padecimiento o accidente que le genera una secuela temporal y se dedican a pedir dinero, y aun después de haber sanado lo siguen haciendo.
“Hay personas que desafortunadamente se aprovechan, se hacen pasar pues por personas con discapacidad, la verdad que esto es reprobable, el sector que realmente padece una discapacidad queda mal, los hacen ver como si nada más se las pasaran pidiendo y las personas que verdaderamente tienen una discapacidad no piden, hay gente empleada en los elevadores, se han hecho talleres y han participado”, explicó.
Resaltó que así como hay casos de personas que piden sin tener una discapacidad, también hay quienes teniendo una discapacidad, buscan salir adelante, como es el caso de una pareja de ciegos que vende bolis en el centro de la ciudad, buscan una manera de generar sus recursos y cuando se les complica la situación, se les apoya con materiales para que puedan seguir vendiendo.
Reconoció que muchos de los vienen a pedir son pseudodiscapacitados, que piden para beneficio propio, incluso para poder gastarlo en vicios como el alcohol, razón que es injustificable si están pidiendo recursos para sobrevivir.